Azonoterapia

Lo que no sabías del ozono

Beneficios y propiedades de la ozonoterapia

¿Que es el ozono?

Seguramente ya sabes que el ozono es un gas que existe de forma natural en la atmósfera — nos lo explicaron en la escuela —, ¿cierto? Su molécula contiene tres átomos de oxígeno (O3), pero quizás eso no lo recordabas. Pero lo que más que probablemente desconocías son los grandes beneficios que su aplicación sobre la piel tienen. ¡Conozcámoslos!

El ozono en la salud

Ahora que actualizamos conocimientos escolares, entramos al tema que seguramente te condujo hasta aquí: los beneficios del ozono en nuestra piel, que bien podemos llamar ozonoterapia; término que anda rondando en las redes y que de acuerdo a algunas instancias relacionadas con la salud como la Federación Mundial de Ozonoterapia (WFOT) o el Comité Científico Internacional de Ozonoterapia (ISCO3) — entre otros centros de medicina alternativa — tiene propiedades positivas tanto en su uso terapéutico como cosmético.

La ozonoterapia se basa en los efectos beneficiosos del gas sobre el cuerpo humano. El ozono actúa como un antioxidante; como un inmunomodulador que estimula los glóbulos blancos mejorando las defensas del cuerpo contra agresiones externas (como infecciones) y que detectan células mutagénicas que pueden causar cáncer o enfermedades autoinmunes. Al nivel de los glóbulos rojos, aumenta la liberación de oxígeno produciendo más transporte de éste a la célula, lo que mejora su función y su circulación. Por otro lado, el ozono es un potente bactericida y fungicida: puede eliminar hongos, bacterias… e incluso virus.

Aplicaciones terapéuticas

En general, la ozonoterapia es aplicada en situaciones en las que la medicina tradicional no consigue los resultados esperados. Al ser tan amplio su campo de acción, el ozono es utilizado para enfermedades como hepatitis, trastornos circulatorios, úlceras diabéticas, infecciones genitales, cistitis y padecimientos reumáticos en general, entre otros.

Aplicaciones en la piel

La utilización del ozono en la piel podría curar afectaciones como cicatrices, heridas que no cicatrizan, quemaduras, hongos en general, herpes simple y herpes zóster además de otras afecciones dermatológicas en general (abscesos, fístulas, llagas, acné, etc.). El ozono funciona como antiséptico, antiinflamatorio y antioxidante además de para prevenir la aparición de manchas. Oxigena los tejidos, estimula la producción de colágeno y elastina, elimina células muertas, mejora la circulación capilar y, con ello, ilumina la piel.

A nivel cosmético — y en concordancia con una gurú de la belleza española, Carmen Navarro —, la aplicación sobre las capas más profundas de la piel potencia las defensas de la misma frente a los agentes externos (contaminación, sol y ondas electromagnéticas provenientes de los teléfonos u ordenadores).

Azonoterapia

¿Por qué funciona el ozono?

Según quienes consideran la ozonoterapia una medicina natural más que una medicina alternativa — sin consecuencias colaterales con otros tratamientos —, más bien apoya a cualquier otra aplicación médica; el ozono es efectivo porque mejora el metabolismo de manera integral, empezando por la circulación sanguínea y estimulando positivamente el sistema inmune.

Modo de uso

Para uso medicinal se utiliza una mezcla de oxígeno y ozono que se logra por el paso de oxígeno puro mediante una descarga eléctrica de alto voltaje y alta frecuencia. La reacción química generada por un equipo especial de electromedicina, produce un gas con distintas concentraciones de ozono que será utilizado acorde a la patología.

Así, esta mezcla de oxígeno y ozono reacciona con los ácidos grasos insaturados al entrar en la sangre convirtiéndolos en ozónidos y luego en peróxidos; el hierro de la sangre actúa como catalítico y esta reacción hace que la hemoglobina libere oxígeno adicional en el torrente sanguíneo, comprobable por el leve aumento de la presión arterial y el descenso de la presión venosa.

Tratamiento

Existen diferentes formas de administración según la afección del paciente. Por ejemplo, en tratamientos de fibromialgia, se realiza a través de punciones en las zonas de dolor, en 5 sesiones. Los tratamientos son ambulatorios, rápidos, duran aproximadamente 20 minutos por sesión, son indoloros y no tienen efectos adversos.

La mezcla gaseosa de oxígeno y ozono tiene varias formas de aplicación: local — mediante una campana de vidrio — o a través de una bolsa plástica. Las maneras que se utilizan para inyectar pueden ser por vía intra-arterial, subcutánea o intramuscular. También es suministrado a través de auto-hemotransfusión (donación de sangre del propio paciente a la que se agrega la mezcla de oxígeno y ozono y sin extraer la aguja, se vuelve a inyectar en el torrente sanguíneo).

Uso de ozono

Otro método es la insuflación rectal, aplicando directamente el gas por medio de una sonda fina como si fuera un enema.

Las cremas, por ejemplo, también transmiten el ozono al organismo al entrar en contacto con el cuerpo.

Contraindicaciones

Es importante mencionar que si bien la ozonoterapia tiene innumerables ventajas, no se recomienda en casos de alergias al ozono, embarazo, intoxicación alcohólica aguda o infartos cardíacos.

Comparte este artículo:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Ozono

Purificadores

Aprende más

Artículos relacionados

Ozono Agricultura

Otro Tip sobre el ozono

Beneficios del Ozono en la agricultura ¡No más esa manzana envenenada! Razones para usar ozono en la agricultura El poder oxidante del ozono es mayor

Mujer lavando frutas

¿Por qué ozono?

El poder desinfectante del ozono es 3.000 veces superior al de cualquier detergente.